Argentina off-shore

Vivimos una contradicción que alimenta la perplejidad: el programa neoliberal es estructuralmente inviable para nuestro país y sin embargo, pareciera que fue (y es) capaz de lograr una hegemonía social duradera. ¿Cuál es su secreto? Aún más, ¿es posible que tenga probabilidades de éxito en medio de un contexto internacional cada vez más hostil?

Mientras tanto sus contradicciones se acrecientan en variables clave de la política económica: el endeudamiento externo, el déficit comercial y fiscal, la inflación, las tasas de interés, el manejo del tipo de cambio, las tarifas de servicios públicos, la actividad de las economías regionales, entre otras. ¿”Se puede ir todo a la mierda”, como supo graficar Carlos Melconián?

A diferencia de etapas anteriores del país, en la actualidad parece haber tomado la conducción de la política económica el capital financiero internacional, junto a los intereses del agronegocio y de la actividad energética, desplazando por primera vez a un lugar de socios subordinados a los grandes grupos económicos locales.

¿Será posible que las contradicciones entre ambos sectores se mantengan controladas, o conducirán a una disputa abierta como la vivida a fines de los años 90?

De cara a la próxima oleada, quedan los debates abiertos por la experiencias de de la gestión económica kirchnerista. ¿Qué estrategias viables será posible desarrollar frente a la restricción externa? ¿Cómo avanzar en transformaciones profundas de la matriz productiva? ¿Hay que abandonar toda pretensión industrialista? ¿Se puede decir que existe un modelo “extractivista” en nuestro país?

¿Qué hacer frente a la evidencia de que, pese a los esfuerzos por la inclusión, una porción muy importante de la clase trabajadora permaneció excluida? ¿Cómo pensar al potente complejo agropecuario y agroindustrial en el marco de un proyecto de país integrado e igualitario? ¿Cómo concebir un proyecto de desarrollo económico en las actuales (no elegidas) condiciones económicas de nuestro país, nuestra región y del mundo en que vivimos?